viernes, 1 de julio de 2016

Sinceramente

Querido lector: estoy cansada, cansada de levantarme en la mañana queriendo que el día acabe, cansada de inventarme motivos para ser feliz cuando no lo soy, cansada de ser una mal agradecida, un estorbo en mi familia y amigos que si pudieran describirme en una palabra sería “extraña” “diferente” e incluso “especial”. Estoy cansada de no ser lo suficientemente valiente para decir lo que pienso cuando lo pienso, y cansada de que todo mi entorno me haga entender que lo que pienso esta mal, cansada y mentalmente cansada pues no hago ningún requerimiento físico que me desgaste, estoy cansada de no tener a nadie quien me ame pues odio, repudio y maldigo el tiempo en el que me ha tocado ser amante, y estoy harta de mi porque soy realmente un cacho para cualquiera, cansada de ver en la cara de mis amigas un dejo de pena y lastima de una futura mujer que terminará sola, estoy cansada de probarle a todo el mundo que puedo, que soy inteligente, que soy valiente, que soy grande, estoy cansada de todas y cada una de las mentes inescrupulosas, morbosas y crueles que deseaban con ansias que fuera una mina anoréxica con trastornos alimenticios o bulímica en su defecto, lamento informarles que soy solo una vegetariana mal informada (en su tiempo) y una persona CELIACA cuyos intestinos no están del todo bien, que debido al consumo indiscriminado de gluten (harinas) la absorción de nutrientes incluyendo aquello que a muchas les hace engordar no aplicaba en mi persona, si he tenido mis fantasmas en el pasado? Claro como todas, como toda fémina insegura y adolescente en crecimiento, pero nunca ninguno de ellos me llevo a estar enflaquecida y raquítica como lo hizo mi intolerancia al gluten y la lactosa, las curiosidades de la vida ¿no?, estoy cansada de que este proceso de descubrimiento fuera de lo mas estresante, penoso para toda mi familia y angustiante para cada integrante que me ama, lleno de especulaciones y dictámenes que solo me hacían mas vulnerable y hacían mas daño a mi familia, mi hermano tiene mucha razón, la sociedad es una mierda y muchas veces tus conocidos también lo son, y me refiero a conocidos pues mis amigas jamás me abandonaron y me defendieron de dichos ignorantes sin carraspear, estoy cansada de sentirme una mala persona por hacer sufrir a mis papás con mis elecciones,  que a través de la escritura pueda liberar mas de lo que libero con mis dichos, muchas veces, y alármese quien quiera hacerlo pues ya me da lo mismo, deseo que mi enfermedad me hubiese llevado consigo porque ya hasta creo que ninguno de mis sueños realmente se cumpla pues no soy lo suficientemente valiente para ser el roble de una familia ni tan practica y astuta para ayudar a una persona. Si me preguntan a mí?, Francisca Carvajal es un verdadero fracaso, un potencial que en eso quedo y una lástima de persona,  si logro sobrevivir a todo esto deseo que nadie sea como yo, ni un poco, ojalá ninguno de ustedes nazca un 21 de febrero y si lo hacen que no sean como yo pues no quieren, no quieren tener mi físico pues serán blanco de comentarios crueles y sentirán las más grandes inseguridades pues llegas a un punto en que llegas a creer todo lo que dicen, las mentes humanas son frágiles, volátiles, manejables. Ojala si son mujeres, que sepan lo que valen y lo empoderadas que pueden llegar a ser, no como esta burla de la vida que acepto ser victima siempre y se acomodo en ese rol. Querido lector, por favor no sientas lastima porque yo de mi ya la siento, soy una broma y algo que ya paso. Si esta carta daña a alguien les pido mil perdones pues mi sinceridad no pretende dañar a nadie, ni mucho menos hacer sufrir, pero estoy harta de ser protocolar y poco valiente en todos mis dichos y ahora quiero decirlo todo y como me salga, todo lo escribo después de un ataque de llanto, típicos en mi, como los ya típico ataques de pánico que mi mamá jura a dos manos que los tengo bajo control y no es así, pero agradezco enormemente a mis mascotas y familia que hacen que sean pequeños y cortos, su amor es muy incondicional y sincero versus el miedo que si lo pienso realmente el miedo no existe. No quiero ayuda psicológica ni nada por el estilo pues estoy segura que muchas personas, sin toda mi tragedia y melodrama se siente similar, solo que saben sobrellevarlo de mejor modo, son mas rescilientes, más fuertes y hábiles, se llevan mis aplausos debo decir, como también debo escribir perdón, a mi mamá por no haber parido a la hija que alguna vez imagino, por ser esta rota muñeca extraña que en el fondo le causa pena, lamente no haber sido libre, alegre, fashionista, amorosa, dulce y femenina mujer; y realmente lo siento pues esa clase de hija merecía una mujer como mi mamá. Perdón a mis hermanos que con mi confuso trato eran hermanos y papás que me proveían todo lo que necesitara, a mis cuñadas y hablo en el tiempo y de Laura que siempre y a su modo me ha proveído dinero, cariño y sabiduría, Perdón a mi papá por sufrirlo tanto, por amarrarlo tanto, porque si parte de este mundo y no atraviesa la ventana será debido a mis lágrimas llenas de dolor y congojo sincero, pues yo no siento intenso, yo lo vivo con sangre.  Siento y pido perdón a aquel e incluso a mí misma quien lea o relea esta carta de 938 palabras lastimeras que quizás quitaron varios minutos de tu vida.

Sinceramente Francisca.


domingo, 10 de junio de 2012

Prueba a que sabe.


Me  bebería los recuerdos de mi cabeza, pretender que no te conozco tan bien y que no eres nadie más que un desconocido más, que se ve muy apuesto con la pinta de intelectual y es verdad no mantengo esperanzas ya que no soy nadie, y nadie se está riendo ahora, estoy tomando otro “avión” y honestamente no quiero mirar las líneas subterráneas, las que son camino a donde mierda nos llevaron, no soy afortunada, ni quiero otras 24 horas de toques y llamadas ni aeropuertos, ni sentirme culpable, me hiciste ser alguien que… Honestamente no conozco, quiero dejar tu país porque viví aquí por mucho tiempo, y si pudiera volarme el cerebro de una vez, diablos, créeme.
Créeme, pero que va, veo desde aquí, que no miras demasiado ni dices prudencias ni eres cordial, sabe a menta con humo, sabe a hierro, como si sangrara por ti otra vez, así que si, puedo ver la ironía de todo esto desde aquí, me acuerdo que me sentía especial y diablos, me siento muy lejos de sentirme bien, te invito con la misma sinceridad que ya antes profese, prueba, prueba a que sabe la sangre cortada. 

sábado, 24 de septiembre de 2011

Nada


Sonrío al tic tac del reloj, por que se que es el la hora perfecta para darme cuenta que reviviste el brillo que yo consideraba que era nada, como una piedra en algún lugar, que se la llevan las estaciones, fue un minuto y las luces sobre mi, un corazón agitado, mis ojos confortado de no ser juzgados, está bien, por lo que jamás sufrió jamás fue nada, fue un extracto perfecto donde sentí las ondas del sonido, el aire en mi cabello, el sonreír de un abuelo, el silencio sin caer y sufrir todo el tiempo, fue un instante que solo volverá cuando quiero que vuelva , la risa no se irá y el movimiento de lo que creí era nada, no habían fobias, solo luces, y luna, noche y verde.

No fue nada, pero ¿sabes?, lo transformaste en todo.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Tan claro como un cristal, tan filoso como un cuchillo.


¿Sabes?, quizá yo no soy la hija que siempre esperaste, ni la amiga con la que quieres compartir cada segundo, tampoco soy la mejor novia que te animara a cada instante, y estoy tan cansada de disculparme por eso, tan cansada de que los ame demasiado, tan exhausta de apoyarme en el frío por estar aterrada al calor otra vez, yo.. . Simplemente ya no lo soporto, jamás seré suficiente para ninguno de ustedes ¿no es así?, jamás estarán orgullosos de mí, ¿no es así?, jamás seré la amiga por la cual moverían montañas para verla sonreír ¿no es verdad?, ya no interesa cuanto me esfuerza, vale madre cuanto me esfuerce, y detesto a mi rostro por mirarlos con tristeza infinita y pidiendo a gritos que ya no puedo seguir de pie.

Este es mi tope, ya he hecho demasiado, para ninguno de ustedes hice lo suficiente, para todos era demasiado dulce, demasiado tonta, demasiado buena, demasiado perra, demasiado idiota.

Aún recuerdo cuando alguien me dijo que no me cayera, que me levantará y que creía en mí.

Ese alguien está muerto.

Aún recuerdo cuando alguien me dijo perfecta y las cosas parecían buenas.

Ese alguien era una mentira.

Aún recuerdo cuando alguien me inspiro demasiado y admire con mis fuerzas

Ese alguien lo perdió todo.

¿Sabes?, el problema soy yo, siempre seré yo, y jamás seré suficiente, los hechos hacen a las personas y las personas te hicieron un hecho, lleno de errores e imperfecto, con nudos en tu garganta y aprensiones sin sentido.

Ese alguien solía tener ojos muy abiertos, los ojos café y una esperanza de hierro.

lunes, 22 de agosto de 2011

Muy parecido al amor.


Todo este tiempo en el que busque, la felicidad y no la encontré, todo este tiempo en que me obsesione con ser perfecta y no lo ser, sin darme cuenta que en realidad no era mi cuerpo el que debía cambiar, a muchas nos rompen el corazón, nos lanzan escaleras abajo, nos ensucian nuestra imagen para luego cubrirla con capas de maquillaje, ¿Qué se siente?, yo lo sé, ya entendí, no podía ser aquella que aconsejaba sin saber, no podía lucirlo sin entenderlo, porque no podemos crecer sin sufrirlo, sin palparlo, sin simplemente sentirlo, no es acerca de descubrir lo que hay en tu interior, solo es lo que está en el exterior, ya que no hay sentimiento más sensato que el sentirse vulnerable, tener miedo y que tu garganta se apriete, ¿ lo has sentido?, el frio en las manos, la boca algo agria, las vos temblorosa, y el frío que el miedo provoca, todo tan humano, más brillante que el sol, porque de eso se trata, de caerse y levantarse, de recuperarse días completos en una cálida cama, de decepcionarse una y otra vez para seguir creyendo, es un juego de esperanza e infelicidad, de eso se trata la vida, o al menos gran parte de ella, algún día me reiré de esto y diré “qué ilusa fui”, pero ahora no importa, soy joven y estoy aprendiendo, mis disculpas al gobierno por no usar jamás sus libros de auto ayuda, pero ninguno de nosotros necesita un libro guiado, solo un cartel de advertencia que nos diga, “ASUJETATE MIERDA, LA CAÍDA ES LIBRE Y NO LLEVAS CINTURON”. Porque te aseguro que luego de leerlo, ninguno de los que hicieron tal larga fila, se devolverán.

Somos demasiado estúpidos y curiosos para hacerlo.

viernes, 22 de julio de 2011

No, no me enseñaron a amar.


Arde, duele, quiebra, un amor tan delgado que jamás pasara el límite del yo, del él, porque para ellos dos ya no hay un nosotros, el ya olvido mis pequeñas manos y el ya no me abraza como antes lo hacía, me dije que debía ser paciente, que debía ser mejor y debía ser amable y de esa manera ellos serían míos para siempre. Pero mi amor es tan delgado como un hilo, nunca fui capaz de mantener la esperanza para los dos, porque solo era yo, yo, yo. Te amo hermano más de lo que lo hice en un año, a pesar de que ya no conozca los secretos que guardábamos en latas, ni el camino por qué vuelves a casa, por que tan solo soy yo, yo, yo, y espero el momento para volver a empezar, para ser paciente, para estar bien, para ser valiente y amable, pero sabemos que mi amor es tan delgado y no podemos volver a creer que me subiré en la punta de tus pies, ni en la punta de tu alma, y ahora vamos, acostumbrémonos a esta mujer tan altanera que solo sabe del amor temporal y las formas de cubrir su brazo lleno de cortes y heridas que simplificaban sus momentos al llorar, al llorar por llamadas descolgadas, de viajes rotos.. Un alma rota, un alma que no va a juzgar a su padre ni su actuar ni su egoísta forma de hablar, porque a él no le enseñaron a amar, no le enseñaron a ser paciente, a estar bien, a ser amable, y amar para siempre, a sostener la mano de su hija, a sentarla frente a su espejo y decirle que es hermosa, no, a él no le enseñaron a amar, y ahora ella heredo su amor delgado tan fino como el cristal.

martes, 5 de julio de 2011

Enséñame a odiar.


Odio como me hablas
Y tú forma de sonreír.
Odio tu corte de cabello
Y lo que llegue a sentir.
Odio tus espantosas botas
Y que me conozcas bien.
Te odio hasta vomitar
Que bien va a rimar
Odio que sepas pensar
Y que me hagas reír.
Odio que me hagas sufrir
Y odio que me hagas llorar.
Odio tanto estar sola
Que no hayas hablado aun,
Pero más odio que no te pueda odiar
Aunque seas un idiota,
Ni siquiera un poco
Lo debería intentar.

Pd: Y no sabes cuanto odio que seas como Patrick y yo sea como Kat.